jueves, 27 de enero de 2011

Desde luego, habrá cosas que echaré de menos.....
Y el latido de tu corazón. Lo considero el sonido más maravilloso del mundo. Estoy tan sintonizado con él, que juraría que puedo oírlo desde kilómetros de distancia. Pero nada de eso importa. Esto. Tú. Eso es lo que yo quiero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario